Inicio Fanless Placa base para proyectos embebidos

Placa base para proyectos embebidos

784
0

Placa base para proyectos embebidos

La compañía taiwanesa VIA Technologies ha presentado su nuevo modelo de placa base para proyectos embebidos, denominada EPIA-M920 en formato Mini-ITX y que prescinde de ventiladores mecánicos (fanless). Esta placa se añade a la “colección de otoño” del fabricante. La M920 ha sido calificada por la misma VIA como parte del “top” de la gama.

Presenta un tamaño de 17×17 centímetros, montando dos puertos HDMI, uno VGA, dos conectores LVDS de 18/24 bits, tres puertos USB 3.0, seis puertos USB 2.0, y soporte para hasta cuatro puertos COM.

Como procesador, puede montar una de las CPUs E-series de cuádruple núcleo con velocidades de hasta 2 GHz, o bien un micro Eden X4 (quad-core) o X2 (dual-core) fanless, a 1,6 o 1 GHz respectivamente.

La tarjeta gráfica integrada en la placa base para proyectos embebidos es una VIA VX11H MSP (Media System Processor) con gráficos Chrome y soporte para DirectX 11 con aceleración para decodificación MPEG-2/WMV9/VC1/H.264, así como funcionalidades avanzadas de conectividad E/S. El chip gráfico también soporta imágenes 3D estereoscópicas.

A nivel de compatibilidad software, y al ser una placa para un microprocesador compatible x86, no tiene ningún problema en ejecutar los sistemas operativos más conocidos, como Windows 7, 8.x y 10, así como el ya vetusto pero todavía utilizado (y necesario en algunos casos) XP, junto a GNU/Linux.

De igual forma, y pese a que VIA no lo explicita, no debería haber ningún problema en utilizar alguna otra de las plataformas compatibles x86 tan utilizadas en el seno de la industria, como alguna de las numerosas ramas del UNIX BSD (FreeBSD, NetBSD,…) o Chromium OS.

Diseños con la nueva placa base para proyectos embebidos

Para el desarrollo contamos con una amplia variedad de herramientas, incluyendo el VIA Smart ETK.

Esta placa base para proyectos embebidos Mini-ITX fanless ofrece, gracias a su amplio abanico de puertos E/S y su facilidad de expansión, idoneidad para su uso en un gran número de aplicaciones embebidas, incluyendo entre estas la de terminales PoS (punto de venta, por sus siglas en inglés), quiosco, cajero automático de banca, gaming (gracias a la potencia de su hardware gráfico), digital signage, o aplicaciones de medios digitales entre otras.