Inicio DIODE Terminal rugerizado

Terminal rugerizado

367
0

DIODE, a través de su División de Identificación Automática, responde a esta demanda con el Symbol TC70, un terminal rugerizado con sistema operativo Android enterprise-class para rendir en muy diversos entornos.

Terminal rugerizadoEl TC70 hace las veces de walkie-talkie y teléfono móvil. El usuario puede automatizar la captura de cualquier tipo de “inteligencia de negocio” con el escáner o con la cámara y dispone de un buen número de accesorios para adaptarse a las necesidades actuales y futuras en retail y centros de producción y operaciones.

Este nuevo terminal rugerizado se suministra con Extensions (Mx) de Motorola, un conjunto de funciones que transforma Android KitKat (4.4.2) desde un sistema operativo de usuario a un enterprise-class OS, dotando de mejoras en seguridad y gestión de dispositivo y soporte de capacidades de captura de datos.

Los usuarios pueden utilizar la pantalla usando los dedos (con o sin guantes) y un stylus (ideal para captura de firma) e, incluso, cuando está mojada. El display inteligente se adapta automáticamente a los requerimientos de cada momento, a diferencia de la mayoría de dispositivos del mercado que tienen que ajustarse cada vez que el profesional cambia de método de entrada de datos.

El terminal rugerizado, que mide 161 x 84 x 28 mm y pesa 376 gramos, posee pantalla táctil capacitiva dual de 4.7” de alta resolución y batería de litio-ión recargable de 4620 mAh y 3.7 V para incrementar considerablemente la autonomía.

Con hasta cuatro veces más de sonoridad que los Smartphones más populares y tecnología de cancelación de ruido, el TC70 ofrece un audio nítido en ambos extremos de la conversación.

Complementos para el terminal rugerizado

Los accesorios incluyen lector de tarjeta magnética para pago móvil, funda, correa de mano, cargadores de batería y ShareCradle, una cuna multi-bahía universal que puede acomodar el TC70 y otros terminales Motorola.

El terminal rugerizado TC70 con panel Corning Gorilla Class y sellado IP67 ha sido diseñado para resistir caídas desde una altura de 1.8 metros (6 pies) y poder sumergirse en agua, incrementando la resistencia y la durabilidad en entornos industriales.