Inicio Advantech Placa base para máquinas de gaming

Placa base para máquinas de gaming

320
0

Placa base para máquinas de gaming

Advantech-Innocore, la unidad de negocio de Advantech dedicada a las cuestiones de gaming, ha presentado la placa base DPX-E250, dirigida al mercado de las máquinas de juegos para casinos, establecimientos de recreo, y otros con licencia para el tipo de máquinas que vulgarmente se conocen como “tragaperras”.

La DPX-E250 es una placa base para máquinas de gaming industrial de alto rendimiento a la cual se han añadido una serie de mejoras y optimizaciones para su desempeño como placa base para máquinas de tipo “slot” y terminales de lotería.

Ofrece soporte para microprocesadores de tipo Xeon de la cuarta generación de la tecnología Intel Core. La gama Xeon es de las más potentes de la familia de CPUs de Intel, siendo destinados a los mercados de los servidores o de máquinas de alto rendimiento.

Pero es que, además de la gama Xeon, esta placa base para máquinas de gaming también soporta otros tipos diferentes de procesadores como Celeron o Core ix (i3, i5, i7), pudiendo adaptarse a los requisitos de potencia y consumo de la aplicación a la que va destinada, así como al presupuesto del proyecto.

El chipset que monta esta placa base para máquinas de gaming de “slot” de Advantech es el Q87 de Intel, y puede montar hasta dos SO-DIMM de SDRAM DDR3 a 1333/1600 MHz de 204 espigas contabilizando un total máximo de hasta 16 GB de memoria.

Soporta triple salida de display mediante DVI-D/DVI-I/DP/LVDS, dispone de una ranura PCI Express x16 de tercera generación, dos ranuras mini-PCIe, y un slot para tarjeta SIM, con lo que permite la realización de conexiones sin depender de red local, directamente con la sede central de la empresa integradora, o quien se le configure.

Para facilitar las tareas de mantenimiento, cuenta con un módulo BIOS intercambiable sobre el terreno, con una BIOS protegida contra escrituras para evitar ciberdelitos con la máquina.

Conectividad en la placa base para máquinas de gaming

Entre las facilidades de conexión encontramos seis puertos COM y siete USB, que pueden ser configurados por el integrador de la máquina como no arrancables (non-bootable) para impedir pirateos de la máquina.

Para su alimentación eléctrica, necesitará una entrada de 12 VDC, o bien una fuente de alimentación ATX.

Con la creación de esta placa base para máquinas de gaming, Advantech ha querido proporcionar a los fabricantes de máquinas recreativas un dispositivo potente, de bajo coste y escalable, claves que constituyen los principales puntos fuertes de la DPX-E250.