Inicio Módulos Módulo CPU para aplicaciones en el IIoT

Módulo CPU para aplicaciones en el IIoT

1112
0

Preparado para aplicaciones de la IIoT que requieran de alta fiabilidad ante posibles fallos, este módulo CPU puede montar el procesador adecuado acorde con la carga de trabajo que deba asumir.

La italiana SECO presenta su nuevo ordenador en formato módulo SM-C93, basado en los procesadores de la familia Intel, y que permite elegir entre un Atom de la serie x6000E, un Pentium, o un Celeron N o J, a los cuales acompañan hasta 16 GB de memoria RAM LPDDR4 de cuádruple canal soldados en placa base con IBECC (In-Band Error Correction Code).

Además, el SM-C93 cumple con la especificación SMARC Rel 2.1.1, y está orientado a su uso en aplicaciones de la IoT, a las que aporta potencia de procesamiento gracias a unas CPUs que ofrecen un 40% más de velocidad, y GPUs que duplican el rendimiento gráfico en operativa 3D si las comparamos con la generación de arquitectura Apollo Lake de Intel.

Las mejoras adicionales incluidas en este módulo computacional consisten en la inclusión de la tecnología Intel UHD Graphics, y en la integración de conectividad Ethernet a velocidad multigigabit, concretamente con hasta tres puertos de 2,5 Gbps con capacidad TSN (Time Sensitive Network).

Dicha tecnología TSN está pensada para estandarizar la transmisión de datos que requieran la incorporación de datos de tiempo, sobre redes Ethernet.

Volviendo a sus capacidades gráficas, este módulo CPU dispone de tres salidas de vídeo: una e.DP 1.3 o LVDS de doble canal, una DisplayPort++, y la tercera es una HDMI 1.4. Estas tres tienen la capacidad de gestionar tres monitores de forma independiente.

Software para la minitarjeta CPU

Las herramientas de software optimizadas permiten simplificar y acelerar el desarrollo de aplicaciones de la IoT. Estamos hablando, por ejemplo, del Intel System Studio, y del toolkit Intel Distribution de OpenVINO.

Módulo CPU para aplicaciones en el IIoT

Así, con un bajo consumo, el uso de la arquitectura x86-64 estándar permite soportar varios sistemas operativos, tales como la plataforma Windows de Microsoft, o bien GNU/Linux entre otros.

Y, por otro lado, una de las principales capacidades de esta nueva plataforma es su capacidad por diseño, de que el módulo puede ser integrado en aplicaciones que requieran de FuSa (seguridad funcional, por sus siglas en inglés), una capacidad que permite la detección, monitorización y prevención de fallos sistémicos, como los bugs en el software, problemas en el hardware, así como fallos aleatorios producidos por el propio uso del sistema.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.