Inicio Militar Conversores de vídeo analógico a vídeo IP

Conversores de vídeo analógico a vídeo IP

281
0

Conversores de vídeo analógico a vídeo IP

RFEL ha anunciado FlexNet, una nueva familia de soluciones de gestión de vídeo que buscan simplificar y consolidar la conversión multisensor analógica a Vídeo sobre IP.

Todos estos conversores de vídeo analógico a vídeo IP han sido diseñados para proporcionar soluciones de proceso y distribución altamente optimizadas para la gestión de datos de vídeo de baja latencia desde uno o más sensores para el tipo de pantallas y nodos de computación que ahora pueden encontrarse de forma común en los vehículos modernos y sistemas de equipos de misiones aurotransportadas.

El primer producto de esta familia de dispositivos de conversión de vídeo analógico a vídeo sobre IP es el FlexNet-2, un subsistema de procesamiento de vídeo basado en la arquitectura HALO de RFEL y construido a partir del más que probado hardware y la propiedad intelectual embebida del amplio ecosistema de procesamiento de vídeo HALO.

Los conversores de vídeo analógico a vídeo IP se empaquetan en una carcasa rugerizada, resistente al agua y de factor de forma pequeño, a punto para poder ser montada directamente en cualquier sistema que necesite de una solución de gestión de vídeo.

Funcionalmente, el dispositivo acepta hasta cuatro canales de vídeo analógico. Ofrece múltiples opciones para mapear vídeo de entrada a la salida Ethernet, la cual dispone de opciones de extrema baja latencia, compresión y superposición de símbolos, texto y gráficos.

Conectividad en los nuevos conversores de vídeo analógico a vídeo IP

Pese a que el producto es de pequeñas dimensiones, utiliza conectores estándar Mil-Spec circulares que se integran con facilidad en el cableado estándar. Si a esto le añadimos un consumo de aproximadamente 8 Vatios y un amplio rango de temperatura operativa, este dispositivo se hace ideal para su uso en vehículos marcados por un escaso espacio en su interior.

Mediante FlexNet, RFEL proporciona a los desarrolladores un producto listo para funcionar sin problemas de integración. La gama de conversores de vídeo analógico a vídeo IP continuará expandiéndose en el futuro; antes de final de año, la empresa fabricante se ha comprometido a lanzar al mercado un adaptador de vídeo-sobre-IP de alta definición y canal único, pequeño y flexible, y con conectividad Ethernet Gigabit y múltiples opciones de protocolo.