Inicio Antaira Servidores industriales serie a Ethernet

Servidores industriales serie a Ethernet

356
0

servidores industriales serie a Ethernet

Antaira ofrece servidores industriales serie a Ethernet para proporcionar una solución en red con software fácil de usar que dota de capacidad de acceso remoto, monitorización y gestión de dispositivos de campo a través de una red Ethernet.

La compañía ha ampliado su portfolio de servidores industriales serie a Ethernet con nuevas versiones de sus servidores de dispositivo serie STE-708 y STE-716 con mejoras en redundancia de red y redundancia con “cero” pérdidas de datos.

La nueva serie STE-7xx con diseño en rack de 19” 1U ha sido desarrollada para transmitir cualquier dato RS232 o RS422/485 serie mediante una red basada en TCP / IP. Esta gama se presenta con opciones para soportar ocho o dieciséis puertos COM serie (STE-708 y STE-716, respectivamente) con aislamiento óptico serie de 2.5 kV para datos serie.

Los servidores industriales serie a Ethernet STE-708 y STE-716 incluyen dos puertos 10/100Tx para respaldar aplicaciones de misión crítica con modo subnet dual para ejecutar una solución redundante. Estos modelos también se pueden conectar directamente a una infraestructura de red al acceder a función de protocolo de anillo RSTP o ERPS.

Cada modelo también se caracteriza por monitor de cristal líquido (LCM) en el panel frontal que muestra la información y permite realizar las configuraciones básicas, entrada de alimentación de 100-240 VAC o 24/48 VDC y rango de temperatura de -20 a 70 °C.

Software de manejo en los nuevos servidores industriales serie a Ethernet

Ambas series se pueden configurar vía una consola web, software o comandos Telnet en el puerto serie RS232 DB9 macho del frontal. Los dispositivos soportan un ratio de datos de hasta 921.6 Kbps y modos de operación serie con Virtual COM, TCP / UDP Server / Client y soluciones Tunneling.

Los servidores industriales serie a Ethernet STE-708 y STE-716, que miden 436 x 43.5 x 200 mm y pesan 3200 gramos (7 libras), tienen una cubierta metálica rugerizada IP30 para resistir la presencia de choques, vibración, caídas, interferencia electromagnética (EMI) y temperaturas extremas.