Inicio Electromedicina Placa base médica

Placa base médica

278
0

Placa base médica

Con el lanzamiento de la placa base médica KTQ67/Flex-MED, Kontron se ha convertido en la primera compañía en introducir una placa Flex-ATX con dos puertos Ethernet aislados compatibles con EN60601-1.

La placa base médica, que tiene una disponibilidad a largo plazo de siete años, también incluye dos interfaces DVI para operar en tareas de imagen médica con presencia de dos monitores. Su rendimiento es escalable mediante una gama completa de CPU desktop dual core y quad core de procesadores Core de tercera generación de Intel para adecuarse fácilmente a las necesidades de cada aplicación.

Con la disponibilidad de esta placa base médica en producción en volumen, el aprovisionamiento (sourcing) y la configuración para integradores de sistema y departamentos TI en hospitales se convierten en procesos más sencillos y eficientes. Para desplegar un PC médico, ahora sólo hay que elegir la cubierta estándar apropiada para terminar su configuración de sistema individual.

De esta forma, se elimina la necesidad de contar con una tarjeta add-on extra o cubrir el coste de un diseño a medida para obtener interfaces Gigabit Ethernet aislados galvánicamente y documentación de fabricación compatible con EN13485. Por lo tanto, los clientes se benefician de una reducción en el coste total de propiedad (TCO) mediante una lista más corta de materiales y una gestión optimizada de la cadena de suministro.

La primera placa base médica de Kontron se dirige a las aplicaciones sanitarias gráficas y de procesamiento intensivo encontradas en diversos entornos, desde estaciones de trabajo de diagnóstico y ordenadores en quirófanos a controles de enfermería y salas de consulta. Todas estas soluciones se conectan a PACS u otros sistemas de información en hospitales (HIS). En equipos OEM, la Kontron KTQ67/Flex-MED se puede desplegar como un bloque de procesamiento back-end y como un controlador GUI en una gran variedad de dispositivos sanitarios, incluyendo escáneres de ultrasonido, MRI (imágenes por resonancia magnética) y CT.

Esta placa base médica con LAN compatibles con EN60601-1 abre nuevos canales de venta a Kontron. No sólo los OEM pueden solicitar esta tarjeta, sino que también los departamentos TI de los hospitales también pueden usarlas para la gestión de equipos informáticos conectados a dispositivos médicos. Así, el nuevo modelo de Kontron está especialmente indicado para OEM y el mercado de PC médicos desplegados en hospitales y centros de rehabilitación.

Características técnicas de la placa base médica

La Kontron KTQ67/Flex-MED se basa en el Intel Q67 System Controller Hub y ofrece DDR3 RAM de hasta 32 GB y conecta dos displays independientes vía DVI. Aparte de dos interfaces Gigabit Etherner aislados, también incluye doce interfaces USB 2.0, seis interfaces SATA (cuatro SATA150/300 y dos SATA600) con soporte SW RAID (RAID 0/1/5/10), slots PCIe x16, PCIe x4 y PCI 32 bit (2x) para tarjetas de expansión, y un Feature Connector multi-propósito que soporta hasta 160 GPIO.

Para incrementar la calidad de señal y optimizar la compatibilidad electromagnética (EMC), la nueva placa base médica se basa en más capas PCB que las alternativas encontradas en modelos convencionales. La tecnología Active Management Technology 8.0 de Intel resulta de gran ayuda en tareas de gestión y mantenimiento remotos, logrando una mayor disponibilidad de sistema y reduciendo los costes.

Ya disponible, esta placa base médica es compatible con Microsoft Windows y varias distribuciones Linux. El soporte de RTOS se suministra bajo petición.