Inicio Adlink Ordenadores en módulo Express-RLP y COM-HPC-cRLS

Ordenadores en módulo Express-RLP y COM-HPC-cRLS

445
0

Basándose en los nuevos procesadores de decimotercera generación de Intel, los ordenadores en módulo Express-RLP y COM-HPC-cRLS ofrecen la potencia que requieren las aplicaciones de IA.

ADLINK, compañía especializada en soluciones hardware-software para el borde de la red (edge), presenta sus nuevos ordenadores en módulo Express-RLP y COM-HPC-cRLS, de formatos COM.0 R3.1 Tipo 6 y COM-HPC de tamaño C respectivamente.

Del primero, el Express-RLP, tenemos más información en esta página, mientras que del COM-HPC-cRLS tenemos que ir a buscarla aquí.

Ambos módulos están basados en los microprocesadores Intel Core de decimotercera generación, que ofrecen hasta 24 núcleos (14 en el caso del Express-RLP) y una estabilidad de grado industrial en un rango ampliado de potencia.

Además, también combinan la eficiencia energética con un potente rendimiento gracias a su arquitectura híbrida avanzada de Intel, con núcleos P y núcleos E, siendo idóneos para su empleo en aplicaciones de la IoT, gráficos e inteligencia artificial.

Propiedades de cada módulo

El Express-RLP ofrece hasta 14 núcleos, 20 hilos, una memoria RAM de tipo DDR5 de hasta 64 GB gracias a una ranura SO-DIMM, PCIe Gen4 y salidas para controlar hasta cuatro pantallas o dos puertos USB 4. Por lo que respecta a su consumo energético, presenta un TDP de 15/28/45 W.

Ordenadores en módulo Express-RLP y COM-HPC-cRLS

De este mismo módulo tenemos una versión industrial para tareas de la AIoT, cuya principal característica es que soporta un rango de temperaturas operativas mucho más amplio.

Por su parte, el módulo COM-HPC-cRLS cuenta con hasta 24 núcleos de procesamiento y 32 hilos de ejecución, podemos dotarlo de hasta 128 GB de memoria RAM de tipo DDR5, y capacidad PCIe Gen5 de 16 pistas.

En ambos casos, disponemos de soporte para las tecnologías Intel TCC (Time-Coordinated Computing) y TSN (Time Sensitive Networking), que permiten garantizar la ejecución de cargas de trabajo determinísticas y de baja latencia en tiempo real, y optimizan la precisión temporal para una conectividad sincronizada entre varios sistemas.

Ambos modelos están diseñados pensando en aplicaciones de la IA, incluyendo las de automatización industrial, robots móviles autónomos, conducción autónoma, imágenes médicas, entretenimiento y transmisión de video, y entre otras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.