Inicio Ordenadores industriales Ordenador con pantalla LCD para montaje en rack

Ordenador con pantalla LCD para montaje en rack

607
0

Ordenador con pantalla LCD para montaje en rack

VarTech Systems ha anunciado el lanzamiento de su nueva línea de ordenadores en formato panel que incluyen monitor LCD para su uso en instalaciones con armarios rack estándar de 19″.

Por tamaño de pantalla, disponemos de tres modelos de ordenador con pantalla LCD para montaje en rack: 17,3”, 19” y 20,1”. Todos ellos presentan una relación de aspecto 4:3, además de que el de 17,3” también presenta formato wide. La pantalla, en cualquier caso, puede ser un panel LCD estándar, o preparado para su correcta legibilidad a plena luz del sol para aplicaciones que requieran su montaje en exterior.

En lo que se refiere al apartado informático, el ordenador con pantalla LCD para montaje en rack monta procesadores multinúcleo a 2 GHz (la compañía fabricante no ha especificado más que el fabricante, Intel) a los cuales acompañan 2 GB de memoria RAM ampliables hasta 4 GB y un disco duro SATA de 500 GB.

Opcionalmente, podemos montar procesadores Intel Core i3, i5 o i7, con los cuales la cantidad de memoria RAM a la cual podemos aumentar nuestro sistema, llega hasta los 16 GB como máximo, así como también es posible incrementar el almacenamiento hasta llegar a los 4 TB.

En su configuración estándar, el sistema operativo que utilizan es el Windows 7 Professional de 32 bits, mientras que con la ampliación mediante opciones, podemos también trabajar con Windows 7 Professional de 64 bits, Windows Embedded Standard, o realizar un downgrade a Windows XP.

Este ordenador con pantalla LCD para montaje en rack soporta interfaz táctil resistiva, aunque podemos incluso cambiar de tecnología de reconocimiento táctil opcionalmente.

Su temperatura operativa va desde los -10 grados centígrados hasta los +60, y podemos personalizarlo pues VarTech puede suministrarlos como OEM.

Aplicaciones para el ordenador con pantalla LCD para montaje en rack

Sus usos son esencialmente industriales (las máquinas están rugerizadas para mayor aguante) y en emplazamientos en los que sea necesario mantener los servidores in-house, destacando especialmente por sus amplias posibilidades de personalización que lo dotan de una adecuación absoluta para desempeñar el rol que se le requiera.