Inicio Distec Monitor resistente al fuego

Monitor resistente al fuego

240
0

La compañía alemana Distec, especializada en paneles TFT y soluciones para sistemas multimedia de aplicación industrial, ha presentado el nuevo monitor resistente al fuego de su serie POS-Line optimizado para aguantar todo tipo de incendios y humo.

Dicha versión ha sido certificada por una autoridad independiente como resistente al fuego siguiendo el estándar DIN EN 13501-1, el cual certifica que dicho monitor es válido para su uso en obras de construcción de acuerdo a la clase B S1 d0. De hecho, la certificación indicada no cubre exclusivamente este aspecto, pero es la más adecuada teniendo en cuenta la falta de un certificado exclusivamente destinado a este aspecto de un producto resistente al fuego.

El certificado es válido para una versión especial de la serie POS-Line con un PC integrado basado en el microprocesador Ontario de la compañía AMD, el cual monta una unidad de almacenamiento SSD (no mecánica).

Con todo esto, lo que indica la certificación otorgada es que, en caso de que las instalaciones en las que esté instalado el dispositivo, sufran un incendio, costará mucho que el monitor resistente al fuego llegue a quemarse, una temperatura muy alta, y aun así, costará todavía más que genere llama y humo.Monitor resistente al fuego

El comportamiento de este monitor resistente al fuego, esto es, su inflamabilidad y la posibilidad de combustión, han sido determinados en base al método SBI, de acuerdo a la especificación DIN EN 13823: 2010-12. El método SBI consiste en un test de resistencia al fuego para los productos de construcción que investiga la respuesta de un producto determinado -a excepción de los materiales que conforman el suelo- cuando este se ve expuesto a otro objeto individual que se está quemando.

El resultado de dicho test para este monitor resistente al fuego muestra que se encuentra dentro de los límites para obtener la clasificación DIN EN 13501-1. Además, consiguió el mejor nivel en la clase “difícil de encender”.

Dependiendo del tamaño de la pantalla, la carga de fuego de estos monitores optimizados es de 30,20 kWh a 800,1 mm (31,5 pulgadas), 36,85 kWh a 1.066,8 mm (42″), 39,57 kWh a 1.168,4 mm (46″), y 45,67 kWh a 1.386,8 mm (54,6″). La carga de fuego consiste en la energía que un objeto evapora cuando se quema, debiendo ser considerado para su uso en medidas de protección durante un posible incendio estructural.

Usos para el nuevo monitor resistente al fuego

Las aplicaciones de este monitor son variadas pero, básicamente, podemos reducirlas a su empleo en aquellos espacios que, por su naturaleza, deban incorporar la seguridad de verse lo mínimamente afectados por el fuego y el humo. Por ejemplo, en un pasillo que forme parte de una ruta de escape para casos de emergencia.

Los monitores de la serie POS-Line han sido extensivamente probados en entornos industriales, habiendo demostrado su flexibilidad y alta funcionalidad. Los usuarios pueden elegir el monitor resistente al fuego con o sin marco, dependiendo del grado de personalización que exijan las aplicaciones a las que estén destinados.