Inicio MPL Switches Gigabit rugerizados µMAGBES

Switches Gigabit rugerizados µMAGBES

1405
0

Con soporte para poder ejecutar aplicaciones en el campo de la defensa, los switches Gigabit rugerizados µMAGBES se presentan en un tamaño compacto.

La suiza MPL, especialista en informática para usos industriales, presenta su nueva familia de switches rugerizados µMAGBES de cuarta generación que dispone de hasta 28 puertos Ethernet Gigabit.

El diseño se ajusta a la filosofía de flexibilidad, bajo consumo, capacidad de operar en entornos con temperaturas extendidas, disponibilidad a largo plazo, y funcionamiento fanless (sin ventiladores mecánicos) que MPL imprime a sus creaciones.

Válidos también para su uso en aplicaciones de tipo militar además de las industriales, los switches µMAGBES-MIL presentan un tamaño extremadamente compacto. Por ejemplo, en un encapsulado rugerizado con certificación IP67 de tamaño 130x130x55 mm, ofrece una decena de puertos y dos conectores de tipo 38999. También se encuentran disponibles otras configuraciones como, por ejemplo, con un conector LAN individual para cada puerto.

Con ello, los switches Gigabit rugerizados µMAGBES son la solución SWaP-C perfecta para su integración en los recovecos más pequeños.

Los ejemplares de esta gama incluyen cabeceras bloqueables para ejercer de interfaz con los conectores 38999, cumpliendo con los requisitos de cualquier especificación de aplicaciones de defensa.

Si la solución requiere de uno o más puertos de fibra, ello puede ser proporcionado a través de uno de los productos estándares de la misma MPL.

La entrada de alimentación estándar para los µMAGBES se encuentra entre los 5 y los 36 VDC, con un consumo que no supera los 6 W en ninguno de los dispositivos con los diez puertos operativos y funcionando a máxima velocidad.

Aplicaciones y personalización

Dependiendo de las especificaciones de la aplicación a la que debe servir, es posible solicitar a la fabricante otros voltajes de funcionamiento.

Switches Gigabit rugerizados µMAGBES

Preparados para trabajar en una configuración master-slave para acometer tareas que necesiten de una configuración en cascada, estos switches soportan una temperatura operativa de entre -20 y +60 grados centígrados y, opcionalmente, de -40 hasta +85 grados sin requerir de ventiladores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.