Inicio Artículos de fondo Realidad aumentada y realidad virtual en la automatización industrial

Realidad aumentada y realidad virtual en la automatización industrial

2408
0

En las dos últimas décadas, hemos asistido a un aumento exponencial de los avances tecnológicos para la automatización industrial. El inicio de la Industria 4.0, con la realidad aumentada y realidad virtual, ha dado lugar a una mayor comunicación de máquina a máquina, aprendizaje automático, análisis de datos en tiempo real, mantenimiento predictivo y mucho más. Hemos asistido a la introducción de la tecnología de gemelos digitales y al impresionante poder que ejerce en la eficiencia de las plantas.

Otra innovación interesante es la incorporación de la realidad aumentada y la realidad virtual. Ya no se trata solo de experiencias de juego geniales. En la actualidad, estas tecnologías se utilizan en todo el ámbito de la automatización industrial. Desde la formación hasta el mantenimiento, estas potentes herramientas se están desplegando para proporcionar de forma eficiente y eficaz un enfoque práctico para mantener los equipos y formar a los nuevos empleados.

Evolución en el tiempo

Desde la pandemia, los empresarios se enfrentan a una escasez mundial de mano de obra sin precedentes. Cada vez es más difícil emplear a trabajadores cualificados de calidad en las fábricas. Esto ha provocado un crecimiento sin precedentes en la implantación de soluciones de automatización para satisfacer las demandas de producción.

En muchos sentidos, la automatización se ha convertido en la clave del éxito de los fabricantes en este clima. Además de las preocupaciones medioambientales, las exigencias de calidad y la demanda general de los consumidores, los fabricantes deben caminar por una línea muy delgada para seguir siendo rentables.

Aunque todo esto contribuye al progreso, en cierto modo agrava la escasez de mano de obra. A medida que algunos empleos quedan obsoletos, aumenta la necesidad de nueva mano de obra cualificada. Ser capaz de interactuar con robótica, solucionar problemas en armarios y realizar tareas de mantenimiento en líneas de fábrica se convierten en habilidades muy valiosas.

Siempre será necesario el componente humano en cualquier proceso de fabricación; sin embargo, la expectativa de encontrar trabajadores con las habilidades necesarias para hacer lo anterior y más ya no es sensata. Así pues, en este nuevo clima laboral, ¿cómo puede un fabricante cerrar la brecha? La respuesta bien podría ser la adopción de la realidad aumentada y la realidad virtual.

Hacia el futuro próximo

Hace poco asistí a una feria en la que un fabricante utilizaba la realidad aumentada para ayudar a un trabajador a solucionar problemas y reparar un armario eléctrico. La demostración mostraba a un trabajador armado con un par de gafas inteligentes que abría, diagnosticaba y reparaba el armario. Conectadas a un servidor, las gafas utilizaban una serie de preguntas para diagnosticar los problemas y mostraban un proceso paso a paso para reparar el panel. Les guiaba a lo largo de todo el proceso.

El programa también demostró la máxima preocupación por la seguridad, tanto del trabajador como del sistema, para evitar daños. Mostró al trabajador cómo diagnosticar el problema de forma segura, desconectar los componentes, realizar el bloqueo y etiquetado, retirar los componentes defectuosos, instalar componentes nuevos y reiniciar el sistema. Aunque aún se trata de una tecnología bastante nueva, las implicaciones de su empleo en situaciones reales son inmensas.

La industria 4.0 para las personas

Los empresarios también están empezando a introducir la realidad aumentada y la realidad virtual en las aplicaciones de formación. Gracias a estas herramientas y plataformas, los empleados tienen acceso a herramientas de formación valiosas, potentes y escalables, capaces de cumplir los objetivos de formación de la empresa con repetición en toda su organización, independientemente del lugar del mundo en el que se encuentren. Los empleados pueden interactuar con equipos y procesos virtuales que verán sobre el terreno, con una mayor comprensión del funcionamiento seguro y eficiente en sus puestos de trabajo.

Tanto si se trata de nuevos empleados como de empleados con experiencia, los fabricantes pueden garantizar que se cumplen con precisión las directrices de formación adecuadas.

El valor de la realidad aumentada y la realidad virtual en la automatización industrial es incalculable si se tienen en cuenta las aplicaciones reales en las que puede emplearse. Las mejoras en los programas de formación pueden dar lugar a menos contratiempos de seguridad, más procesos de mantenimiento, eficiencias en la producción, mejor gestión del inventario, garantía de calidad maximizada y mucho más. Los fabricantes que utilizan esta tecnología pueden ver una mayor optimización de su mano de obra y un aumento de la esperanza de vida de sus equipos.

Eric Halvorson es director de tecnología de marketing para automatización y control en DigiKey, reconocida como empresa experta mundial e innovadora en la distribución comercial de vanguardia de componentes electrónicos y productos de automatización en todo el mundo, proporcionando más de 15.3 millones de componentes de más de 2900 fabricantes de marcas de calidad.


SERVICIO AL LECTOR gratuito para ampliar info de este producto

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.