Inicio Enciris Technologies Placa PCIe para adquisición y compresión de vídeo

Placa PCIe para adquisición y compresión de vídeo

198
0

Placa PCIe para adquisición y compresión de vídeo

Enciris Technologies ha presentado la placa PCIe para adquisición y compresión de vídeo LT-124-PCIE, como su nombre indica en formato PCI Express.

Este componente permite adquirir vídeo en alta definición (HD) en tiempo real y comprimirlo mediante un algoritmo para que pueda ser reproducido tanto en ordenadores de poca potencia como en dispositivos con una CPU y GPU embebidas, o SoCs. Gracias a la LT-124-PCI, el microprocesador se ve libre de la tarea de comprimir las imágenes, pudiendo trabajar con menor peso, ya que la placa incluye todo el hardware necesario para llevar a cabo, de forma autónoma, la compresión.

Esta nueva placa PCIe para adquisición es capaz de trabajar a resoluciones de hasta 1080 puntos y a 60 fps (frames por segundo), soportando todos los modos y resoluciones HDTV.

También es útil en aplicaciones de baja latencia, ya que es capaz de realizar la salida del vídeo comprimido a los pocos milisegundos tras su adquisición.

El usuario tiene a su disposición múltiples opciones de configuración que van desde la compresión H.264 single channel, hasta VC-1 dual channel, pasando por H.264 dual channel y VC-1 single channel. También hace posible la captura de imágenes en 3D y su mezcla, gracias al hardware que utiliza.

Los bitrates de compresión pueden variar entre los 64 Kbit/s y los 80 Mbit/s dependiendo de la resolución, ratio de frames y la calidad que se desea.

Además, la placa PCIe para adquisición dispone de un núcleo de procesamiento reconfigurable que puede ser configurado para otros formatos de compresión así que estos se encuentren disponibles, con la cual cosa es robusta al paso del tiempo al poder incorporar nuevos algoritmos de compresión a medida que estos vayan evolucionando, protegiendo así la inversión del usuario.

Sumnistro de la placa PCIe para adquisición y compresión de vídeo

En el paquete de venta se incluyen los drivers para la familia de sistemas operativos Windows en sus versiones XP, Vista, 7 y 10 (el fabricante no menciona 8, así que recomendamos consultar para este caso antes de adquirir), así como para GNU/Linux. Bajo Windows, ofrece soporte completo para el estándar DirectShow, el SDK de Microsoft para trabajar con contenidos multimedia.

Además de esto, los desarolladores también tienen a su disposición un SDK cross-platform para la creación de aplicaciones en Windows y GNU/Linux, con soporte disponible para Mac OS X.