Inicio Kontron K3841-Q, K3842-Q y K3843-B Placas madre µATX

K3841-Q, K3842-Q y K3843-B Placas madre µATX

2421
0

Las nuevas placas madre K3841-Q, K3842-Q y K3843-B se benefician de la última tecnología de CPU híbrida, memoria DDR5 y PCI Express Gen5.

Kontron, proveedor de IoT/Embedded Computing Technology (ECT), introduce tres placas madre µATX que soportan los últimos procesadores Intel Core i series de duodécima generación (LGA1700 con TDP de 125 W) e Intel Pentium/Celeron.

Se trata de los primeros productos de una nueva familia de placas madre diseñadas y fabricadas en Alemania. La serie consta de modelos Mini-ITX, µATX y ATX que, ofreciendo tecnología de memoria DDR5, PCIe Gen5 e Intel LAN con 2.5 Gbit Ethernet, irán llegando al mercado a lo largo del año.

Las novedades están equipadas con dos conectores M.2 e integran Intel TPM 2.0 para Windows 11. En las Hybrid CPU de Intel, ambos núcleos, como Atom y Core i, se pueden utilizar juntos.

K3841-Q µATX: interfaces a prueba de futuro y disponibilidad a largo plazo

La placa madre industrial µATX K3841-Q dispone de chipset Intel Q670E de alto rendimiento y elevada fiabilidad (Embedded Broad Market) y está diseñada especialmente para aplicaciones en sanidad, banca, automatización industrial, laboratorios (diagnóstico) y videovigilancia.

Esta tarjeta cuenta con tres interfaces LAN, incluyendo un Intel 219LM Premium (con soporte de funciones de gestión) y dos I225LM de nueva generación con 2.5 Gbit Ethernet.

Además, tiene cuatro interfaces COM, cuatro PCIe, incluyendo Gen5 y dos x1 y once USB (USB 3.2 Gen2 y Tipo C).

La K3841-Q µATX tiene previsto estar disponible durante siete años.

K3842-Q µATX: más rendimiento para procesamiento de imagen

K3841-Q, K3842-Q y K3843-B Placas madre µATX

La placa madre µATX aprovecha un chipset Intel Q670 con funciones de gestión y soporte para memoria Intel Optane. Esto hace que resulte particularmente idónea para su integración en PC de sobremesa o aplicaciones semindustriales, como estaciones de visualización en medicina.

Los puertos USB Tipo-C y el TPM 2.0 para Windows 11 completan las características. Estará disponible hasta cinco años.

K3843-B µATX: potencia en un PC estándar

Aquellos sistemas que demandan la última tecnología de CPU, la versión K3843-B µATX es ideal en instalaciones con PC de sobremesa comerciales y aplicaciones semindustriales.

La K3843-B posee el chipset B660, así como cTDP, DDR5, cuatro DisplayPorts, cuatro interfaces PCIe Gen5 para ofrecer mejoras en velocidad, ancho de banda y versatilidad en múltiples escenarios. Su disponibilidad alcanzará los tres años.

Existe más información de las placas madre µATX en este enlace.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.