Irene Oñate

Placa madre embebida Mini-ITX

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Placa madre embebida Mini-ITX

Como parte de su “entrada estratégica” en la tecnología de procesador ARM, Kontron, líder global en la fabricación de soluciones modulares abiertas para el mercado de las telecomunicaciones, ha presentado su primera placa madre basada en ARM con formato Mini-ITX (170 x 170 mm).

El modelo Kontron KTT30/mITX está equipado con un súper-procesador Tegra 3 de NVIDIA y combina excelente rendimiento multimedia con bajo consumo de energía.

La integración de una GPU GeForce 12-core de ultra bajo consumo permite que la tarjeta procesadora ARM Cortex-A9 Quad-Core de 900 MHz ofrezca un impresionante rendimiento gráfico 3D, posibilite resoluciones de 2048 x 1536 píxeles y “gaste” menos de 7 W.

Estas características contribuyen a que la placa cumpla los requerimientos de un gran número de aplicaciones embebidas gráficas y de vídeo, como ‘thin clients’, Panel PC y Mini-Box PC en mercados verticales. Y, con una disponibilidad de al menos siete años, también supera las necesidades de entornos sanitarios, tráfico ferroviario y seguridad pública.

Gracias a la formato Mini-ITX estandarizado, el Kontron KTT30/mITX allana el camino de los OEM a la hora de integrar tecnología innovadora ARM, tanto ‘off-the-shelf’ como en aplicaciones embebidas.

Los OEM no solo se benefician de un amplio rango de periféricos Mini-ITX, sino también de servicios de diseño a medida y soporte de software para Android y Linux con el objetivo de minimizar el tiempo y los costes de desarrollo.

Además de los numerosos interfaces USB y RS232, de audio y vídeo y los slot de extensión miniPCIe, la placa Kontron KTT30/mITX ofrece una gran selección de otros interfaces para adecuarse a cualquier proyecto.

El consumo de potencia extremadamente bajo es esencial en soluciones de ventilación pasiva con pequeño tamaño y reduce la lista de materiales y el esfuerzo de desarrollo al mismo tiempo que simplifica la implementación. Su formato compacto (con una altura de solo 15.2 mm) también es idóneo en sistemas extremadamente planos, ya que se pueden montar directamente en la parte trasera de monitores y paneles de vídeo (por ejemplo, para HMI o reproductores de señalización digital).

Además, la tarjeta soporta vídeo Full-HD (1080p) para tareas de reproducción y grabación en sistemas de videoconferencia y aplicaciones de seguridad.

Como el resto de placas madre embebidas de Kontron, el nuevo modelo se presenta con disponibilidad a largo plazo (al menos, siete años) y elevada estabilidad y fiabilidad como consecuencia de la distribución de alta calidad y la selección de los componentes.

Las características se completan con puerto RJ45 Gigabit Ethernet e I/O de audio analógico.

Utilice nuestro SERVICIO AL LECTOR GRATUITO para contactar con el proveedor